Instrucciones para actualizar Raspbian 8 (“jessie”) a Raspbian 9 (“stretch”) en Raspberry Pi


NOTA: Para información de actualización de Raspbian 7 (“Wheezy”) a Raspbian 8 (“Jessie”) revisa este enlace. El proceso de actualización entre versiones es prácticamente el mismo, aunque para evitar confusiones he optado por hacer una página independiente para cada actualización.


A partir de agosto de 2017 se encuentra disponible la versión 9 de Raspbian (Debian para Raspberry Pi), denominada “Stretch“, siguiendo la tradición de nombres de personajes de la película “Toy Story” que ha caracterizado a lo largo del tiempo a las versiones de Debian.

Para quienes ya teníamos instalada la versión 8 de Raspbian (“Jessie”) tenemos dos opciones para migrar al nuevo sistema operativo:

  1. Instalar “Stretch” desde cero (lo que implicaría perder datos y configuraciones ya implementadas)
  2. Realizar una actualización (no soportada) del sistema operativo

En este artículo se describirá el proceso de actualización, que no conlleva muchas tareas pero que debe ser realizado con sumo cuidado para evitar pérdida de datos.

1. Realizar un backup

Al igual que se debe hacer antes de cualquier cambio, es imprescindible realizar un backup antes de proceder con los pasos para la migración. En este artículo se pueden encontrar los detalles para hacerlo.

2. Editar los ficheros de ubicaciones de descargas

Para el proceso de actualizaciones empleando APT, Raspbian (y Debian en general) utiliza los ficheros /etc/apt/sources.list y /etc/apt/sources.list.d/raspi.list, que apuntan a las carpetas pertenecientes a la versión instalada. Debido a que se realizará un cambio de versión, se deben modificar estas ubicaciones para que apunten a la nueva versión. Para ello, se ejecutan los siguientes comandos como root:

Al finalizar, los ficheros deben tener un contenido similar a este:

3. Ejecutar la actualización

Realizados los cambios en los ficheros, lo único que resta es ejecutar los comandos de actualización de componentes:

El proceso de actualización puede demorar varias horas y es interactivo (el sistema operativo preguntará qué hacer en caso de conflictos), por lo que si se quieren evitar estas preguntas simplemente se debe habilitar el flag -y en cada comando.

4. Reiniciar

Cuando la descarga e instalación de componentes haya finalizado, se debe realizar un reinicio del dispositivo empleando el comando “reboot”.

5. Revisar que los cambios de la actualización se han implementado correctamente

Después del reinicio se notarán muchos cambios en el proceso de inicio del sistema operativo debido a que ya no se utiliza el método de cargue basado en initscripts ya que se ha remplazado por systemd. No obstante, el comportamiento del sistema operativo no debería variar mucho.

Para validar que la actualización ha sido satisfactoria, ejecutar el siguiente comando y validar que la salida es similar a esta:

6. Liberar espacio

Si después de la actualización se tiene poco espacio en la tarjeta SD, se pueden ejecutar los siguientes comandos que remueven los paquetes que no son necesarios:

EXTRA: Actualizar el firmware de la Raspberry Pi

Otra tarea que casi nunca se realiza y que puede ayudar en la solución de diferentes problemas (como la detección de nuevo hardware) es la actualización del firmware de la Raspberry Pi. Este procedimiento actualiza tres ficheros importantes: el bootloader, el firmware de la GPU y el kernel. Para ello, se utiliza el comando “rpi-update”, que invoca al paquete “raspberrypi-bootloader“. Para revisar si el comando ha funcionado, primero se valida la versión del kernel instalada:

A continuación, se realiza una actualización empleando “rpi-update”:

Si todo ha salido bien, las versiones han cambiado debido a las actualizaciones:

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.